Sexo, Muerte, Rock 2 c5







Título: Sexo, Muerte, Rock 2
Categoría: Original
Serie: Sexo, Muerte, Rock
Género: Yaoi
Clasificación: +18 años
Advertencia: Lemon, Muerte de un personaje
Capítulo: 5 de 8   Finalizado: No
Resumen: Sexo Muerte y Rock, las tres palabras que más le gustan al protagonista de esta historia.
2ª historia. Desobediencia y Fallos.
Argón viaja a una nueva ciudad junto a Ryou. Su jefe está realmente enfadado por esa estupided y como castigo le manda un nuevo trabajo además de que deberá deshacerse del joven.


Argón regresó a la habitación de la pensión. Ryou ya estaba dormido. Cogió su portátil y subió a la azotea del edificio. Se sentó en el suelo apoyado contra la pared y tras encender el ordenador se conectó con R.
— ¿Qué sucede? No quiero que me comuniques ningún fallo—sonaba muy enfadado.
—No te preocupes, no hay ningún fallo por el momento—le dijo intentando calmarle.
— ¿Ese crío sigue vivo?—preguntó R.
—Sí…
— ¡Eso ya es un fallo!—gritó.
—Pero lo corregiré pronto, ya lo tengo todo planeado.
— ¿Entonces para qué me llamas?
—Porque necesito pedirte una cosa y que me ayudes en mi plan.
— ¿Es que no sabes hacerlo tú sólo?—normalmente su respuesta habría sido “¿Qué es lo que puedo hacer por ti?” pero aquella otra denotaba que estaba enfadado.
—Un chico de 16 años no puede marcharse de una ciudad así como así, no puede vivir sin estar bajo la tutela de alguien—se explicó el pelinegro.
Normalmente Argón estaría muy irritado por el enfado de R pero en aquel momento le importaba una mierda, estaba bastante calmado, tal vez porque su apetito sexual estaba satisfecho, al menos por aquella noche.
—Entiendo, de acuerdo, envíame un mensaje con todos los detalles. Esta vez no cometas ningún error porque no te lo perdonaré. Pero si consigues acabar este trabajo con total éxito me olvidaré de lo de ese crío.
—Muy bien, haré lo que me has ordenado—cortaron la comunicación.
Argón envió un mensaje con todo lo que necesitaba a R, regresó a la habitación y se tumbó junto al pequeño que seguía durmiendo.

~~~~~~~~~~~~~~~SEXO~~~MUERTE~~~ROCK~~~~~~~~~~~~~~~

—Oye mocoso ¿hoy es tu día libre no?—preguntó el viejo sentado en el sillón, rodeado de botes vacíos de cerveza como siempre.
—Sí ¿Qué quieres?—le respondió irritado el ojigris.
—Ve al Peter’s car y lava mi coche, está hecho una mierda—gruñó acabando otra cerveza.
— ¿Y por qué no mueves tu gordo culo y lo haces tú mismo?—le replicó Blake.
—Te he dicho que lo hagas niñato insolente. ¡Date prisa!—le gritó furioso.
Solo por no escucharle más el rubio cogió las llaves del coche y se dirigió al lavadero.
—Pronto se acabará, pronto el mundo se librará de un ser repugnante como tú—pensaba el ojigris.
Era casi la hora de comer, acababa de levantarse y aun tenía sueño y sus tripas rugían pidiéndole algo de comida. Decidió ir a comer primero antes de llevar el coche a lavar. Aparcó el coche cerca de una hamburguesería y tras coger su pedido se fue a comerlo a un parque. Por una vez a la semana podía sentarse a comer relajado, sin ninguna prisa. Observaba a la gente que pasaba y siempre se preguntaba si ellos tenían peor vida que él y porqué le había tocado esa vida de mierda. Pero ahora al fin podía tener algo de esperanza, había llegado un salvador.

~~~~~~~~~~~~~~~SEXO~~~MUERTE~~~ROCK~~~~~~~~~~~~~~~

—Argón ¿vamos a dar un paseo al parque?—le preguntó el rubio cuando salió de la ducha.
—Claro, dame un minuto.
El pelinegro se vistió mientras Ryou le daba la espalda algo sonrojado. Salieron a la calle, ese día no hacía tanto frío como otros, el viento estaba calmado y el cielo despejado de nubes. Caminaron cogidos de la mano, aunque aquello ya le importaba bien poco a Argón, que simplemente lo hacía para que el rubio no sospechara nada. Cuando llegaron al parque compraron unas palmeras en el quiosco y fueron hacia un banco. Argón en aquel momento solo quería que aquel niño no estuviera allí, desearía estar solo como lo había estado tantas veces antes. Por su mente pasó la imagen del ojigris y pensó que tampoco le importaría estar con él, aunque no precisamente paseando por el parque.

~~~~~~~~~~~~~~~SEXO~~~MUERTE~~~ROCK~~~~~~~~~~~~~~~

—No es posible, inconfundiblemente es Argón, ¿pero quién es su acompañante? Me suena su cara—pensó Blake cuando vio llegar al parque a la alta figura del pelinegro acompañado por un joven de rizos dorados al que sacaba más de una cabeza—¿tal vez sea su amante? No, estoy seguro de que no se ha acostado con él, sino no habría follado conmigo de ese modo. Tengo curiosidad.
Se levantó y se situó en un lugar visible para Argón. Los ojos del pelinegro no tardaron en clavarse en él.
— ¿Qué demonios…?—masculló al verle.
— ¿Sucede algo?—le preguntó Ryou.
—No… perdona un momento, he visto a alguien conocido—le dijo yendo rápido junto al ojigris— ¿Qué haces aquí?—le preguntó no muy contento de verle.
—No te enfades, es solo una casualidad, venía a lavar el coche cerca de aquí y ya de paso he comido en el parque—le dijo sonriendo.
—Primero, ¿no deberías estar trabajando?—preguntó tras un suspiro.
—Hoy es mi día libre ¿no lo sabías?—su mirada y su forma de hablar se había vuelto sensual.
—Agh! Es cierto, hoy es martes—su cabeza estaba pensando demasiado—segunda cosa ¿lavar un coche? Eres menor de edad, no tienes carnet ¿Qué cojones haces con un coche?—le dijo intentando no gritar.
—No te preocupes, sé conducir bien, no voy a tener ningún accidente—dijo como si nada.
—Eso no es lo que me preocupa. No sería bueno si la policía te pillase, cuantos menos roces tengas con ellos mejor y más aun en un momento como este. Cuando regreses a casa no cometas ningún error de circulación. Solo faltaba que ahora te abrieran un expediente.
—De acuerdo, iré con cuidado, lo siento—se disculpó notando el enfado del mayor.
—Sí, sí. No hagas ninguna estupidez—le dijo frotándose las sienes.
— ¿Puedo hacerte una pregunta?—se acercó insinuante.
— ¿Qué es lo que quieres?—le mantuvo apartado con una mano, no sería bueno que Ryou los viera así.
— ¿Quién es ese niño? Se ve muy lindo y apetecible—se relamió los labios sensualmente.
—No es de tu incumbencia y si te acercas a él te mato—lo dijo con tanta seriedad que heló la sangre del ojigris dejándolo sin poder hacer nada.
—Bueno… yo… ya me voy—en aquel momento no podía permanecer más tiempo cerca del pelinegro, le daba demasiado miedo porque sabía que no bromeaba, que sería capaz de hacerlo.
Blake se marchó del parque y Argón regresó junto al rubio quien lo miraba curioso.
— ¿Quién era?—preguntó acabando su palmera.
—Es camarero en uno de los locales a los que fui a pedir trabajo, nada importante—respondió con una falsa sonrisa.

~~~~~~~~~~~~~~~SEXO~~~MUERTE~~~ROCK~~~~~~~~~~~~~~~

— ¿Ese niño puede ser su novio? Pero se le veía muy incomodo con él, como si estuviera actuando. Además estoy seguro de que no ha tenido sexo con él y Argón es como yo, necesita sexo. Sea como sea lo mejor es que no me meta, es capaz de matarme, de eso estoy seguro—pensaba el ojigris mientras llevaba a lavar el coche.

~~~~~~~~~~~~~~~SEXO~~~MUERTE~~~ROCK~~~~~~~~~~~~~~~

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada