Noir c6



Título: Noir
Categoría: Original, Vampiros
Género: Acción, Romántico
Clasificación:+14 años
Advertencia: Lemon
Capítulo: 6 de 7 Finalizado: Sí
Resumen: Una chica estudiante de la ESO muy desagradable con la gente que no le cae bien, tiene unas increíbles habilidades físicas y mentales a pesar de que siempre suspende. Una agencia del gobierno la incluye en una operación secreta de entrenamiento. Ella se reencuentra con alguien del pasado y desde ahí todo da un giro drástico.

DESPACHO DE LIONEL
— ¡Se ha marchado! ¡Noir se ha marchado y me ha amenazado!—dijo Scott entrando histérico.

— ¿De qué estás hablando?—preguntó Lionel confuso—empieza desde el principio.

—Hace un rato me encontré a Christina Koroshi dormida en el gimnasio y la llevé a su cuarto. Cuando despertó me di cuenta de que estaba triste, que había discutido o algo con su novio, con el Kaer. Entonces vi el momento ideal para hablarle de todo así que se lo conté. Le hablé de la agencia O.S.P., de lo que yo soy, para lo que está siendo entrenada y de su ADN.

— ¿Y qué hizo?

—Se levantó, cogió unas cuantas cosas y me dijo que si le hacíamos algo a James nos mataría a todos.

— ¿Quién es James?

—El Kaer. Es increíble, cuando me dijo que no le importaba que fuera un asesino me quedé de piedra.

—Así que lo sabe todo de él y aun así lo quiere proteger.

—Así es.

—Entonces me parece que tenemos otro enemigo más.

— ¿Qué piensas hacer?

—Aun no lo sé, tengo que pensarlo.
CASA DE JAMES
Noir entró apresurada en la casa y buscó desesperada a James. Lo vio al fin al pie de las escaleras. Se quedó paralizada unos segundos, después corrió hacia él y le abrazó muy fuerte. Él correspondió a ese abrazo extrañado por su aparición. Noir le dio un intenso beso y después le miró con lágrimas en los ojos.

—Lo siento, yo no lo sabía te lo juro.

— ¿Pero de qué estás hablando mi amor?—preguntó secándole las lágrimas.

—La…la agencia para la que trabajo se dedica a matar vampiros. Te juro que yo no lo sabía—parecía desesperada porque la creyera.

—Lo sé, lo sé mi pequeña. Tú no tienes la culpa, te utilizan como lo hacen con otros. Sé que tú jamás harías nada en contra mía.

— ¿Tú…lo sabías?—le preguntó extrañada.

—Lo imaginaba, cuando me dijiste que te entrenabas con el gobierno sospeché algo. Pero estabas tan feliz que no quería estropearlo.

—Lo siento mucho.

—Mi amor, ya te he dicho que no es culpa tuya, no te tortures más por favor.

James le dio un tranquilizador abrazo y la llevó hasta el sofá donde se quedaron un rato en silencio.

—Tenemos que irnos enseguida—dijo Noir recuperándose.

— ¿Por qué?

—Saben quién eres, saben que estamos juntos y querrán matarte.

James se quedó pensativo unos momentos, después le miró y la arropó entre sus brazos.

—No me pasará nada y no dejaré que te pase a ti—le dijo—si quieres nos iremos a otra ciudad lejos de aquí y podremos estar juntos sin que nadie nos moleste.

—Esta noche, vámonos esta noche.

— ¿Estás segura, aquí tienes a tu familia y amigos?

—Tú me importas mucho más, el resto me da igual si estoy contigo.

James la observó y pensó en como podía amarle tanto para dejarlo todo por él y en si hacía lo correcto alejándola de su vida en aquella ciudad solo para tenerla junto a él y si era un egoísta por ello.

—Tengo que pensar sobre todo esto.

— ¿Pensar el qué? Aquí no podemos quedarnos. ¿O es que no quieres estar conmigo?—preguntó confusa apartándose un poco de él.

—Claro que quiero estar contigo, te amo más que a nadie en este mundo—le contestó abrazándola—pero no quiero alejarte de tu vida por egoísmo.

—Tú eres mi vida—acarició su rostro tiernamente—no me preocupa nada más que estar contigo, es lo único que deseo.

James se decidió, no podía negarse a los ojos de cachorrillo de Noir. Hicieron el amor dulcemente hasta el anochecer. La muchacha ya se había calmado gracias a los mimos de su amado y comenzaba a estar feliz por la idea de vivir siempre con él sin tener que guardar las apariencias.
BOSP

— ¿Ya has decidido qué vas a hacer?—preguntó Scott entrando en el despacho de Lionel.

—Sí, he ordenado que pongan controles en todas las carreteras y han difundido unas fotos para que los detengan. También habrá patrullas en todo el perímetro de la provincia, así como helicópteros. Será imposible que escapen.

— ¿Y qué ocurrirá si los encuentran?

—Intentarán detenerlos y si no pueden les mataran, aunque procurarán no herir a Christina.

— ¿Y si les capturan qué haremos?

—Investigaremos al espécimen Kaer y procuraremos ayudar a la muchacha, si no lo conseguimos la encerraremos.
CASA DE JAMES
— ¿Cómo vamos a salir de la ciudad? Seguro que han puesto vigilancia por todas partes—dijo James inquieto poco después del amanecer.

—No te preocupes, mi pequeña nos sacará de aquí sin problemas—le contestó abrochándole la camisa.

— ¿Tu pequeña?

—Sí, mi moto. Con ella, aunque nos persigan, les daré esquinazo a todos.

— ¿Qué haría yo sin ti mi bella princesa?

—Lo mismo que harás si vuelves a llamarme eso—le contestó subiéndole la cremallera de un tirón.

Se vistió ella también y salieron de la casa. Se subieron a la moto de Noir y aceleraron por la carretera que llevaba a la frontera. A los pocos minutos un helicóptero ya los estaba siguiendo y enseguida una patrulla en varios coches apareció en frente y tras ellos.

—No podemos huir con esos siguiéndonos—le dijo James muy preocupado.

—No hay problema—Noir dio un brusco giro y se adentró en el frondoso bosque.

— ¿Te has vuelto loca, vas a matarte?—le gritó James.

—Cierra el pico y déjame conducir.

Atravesaron el bosque dejando atrás a todos los coches y el helicóptero también les perdió de vista. James comenzó a besarle en el cuello y acariciarle debajo de la ropa.

—Eres increíble—le susurró al oído.

—Eso ya lo sé y deja de distraerme o nos pegaremos un tortazo.
BOSP
—Señor Tarx, han localizado a los dos fugitivos, se dirigen en moto hacia la frontera norte. Han conseguido esquivar a las patrullas y han despistado al helicóptero adentrándose en el bosque.

—En el bosque con la moto, ¿Cómo es posible?, es muy frondoso—preguntó Lionel.

—Según creo Noir es un as con su moto—le contestó Scott— ¿qué vamos ha hacer ahora?

—Intentad detenerles por las buenas y si no tendrá que ser por las malas. Sobre todo no dejéis que crucen la frontera.

— ¿Noir podría morir?—preguntó Scott.

—Si no se rindiera… es posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario