Noir c4



Título: Noir
Categoría: Original, Vampiros
Género: Acción, Romántico
Clasificación: +14 años
Advertencia: Lemon
Capítulo: 4 de 7 Finalizado: Sí
Resumen: Una chica estudiante de la ESO muy desagradable con la gente que no le cae bien, tiene unas increíbles habilidades físicas y mentales a pesar de que siempre suspende. Una agencia del gobierno la incluye en una operación secreta de entrenamiento. Ella se reencuentra con alguien del pasado y desde ahí todo da un giro drástico.

*CENTRO DE RADARES BOSP


En la última planta de la torre más alta, justo en el centro de la ciudad, se encontraba Scott. Estaba concentrado, en una habitación con paredes de cristal translúcido, rodeado por otras salas iguales en las que también había hombres y mujeres igual de concentrados. De pronto su mente se agitó un poco y encontró lo que buscaba. Bajó rápido de allí y fue directo al despacho de Lionel Tarx.

— ¿Qué ocurre, has encontrado algo?—preguntó sorprendido por su entrada.

— ¡Ha aparecido, he encontrado a Christina, está en su casa!—el hombre de ojos melosos se quedó pensativo— ¿Qué crees que significa esto?

—Es posible que el espécimen Kaer la haya utilizado.

—O que sean amigos, que se conocieran—dijo Scott preocupado.

—Tal vez, los de clase A pueden parecer muy humanos, o a lo mejor está controlando su mente.

— ¿Crees que le habrá transmitido el Gamma?

—No lo sé, pero vamos a averiguarlo—apretó un botón del teléfono y enseguida apareció el joven escuálido—Quiero que hagan un examen exhaustivo del ADN de la sujeto Christina Koroshi ¡Y es urgente!

—Sí señor—salió rápido del despacho para cumplir sus órdenes.

—Pero el ADN que tenemos es de antes.

—Lo sé, pero quiero saber si ya lo tenía previamente. Ahora ve con ella, averigua lo que puedas y después llévala a hacerse un análisis.

—Está bien, ¿y qué haremos si lo tiene?

— ¿Recuerdas el Proyecto Infecter?

—Claro, infectar a los sujetos con el Gamma controladamente. Pero no se llevó a cabo.

—Porque era muy inestable. Tan solo podíamos utilizar el Gamma de clase C como mucho, ya que es imposible capturar a Kaers de clase superior. Y como sabes, los de clase C o inferior son bestias sin apenas cerebro. Pero si consiguiéramos un sujeto con Gamma de clase A sería perfecto.

—Pero si tiene alguna relación personal con él nos costará ponerla de nuestra parte.

—Por eso no debe enterarse todavía de qué va todo esto, primero hay que ponerla de nuestro lado.

—Los Kaer de clase A son grandes manipuladores ¿cómo podremos competir con él?

—Eso ya lo pensaremos.


*CASA DE NOIR

Nada más llego la mañana Scott se presentó en casa de Noir.

— ¿Qué demonios quieres? Estoy de vacaciones y tengo mucho sueño, solo son las ocho.

— ¿Y a que hora te has acostado para tener tanto sueño?

—Hace tres horas. Así que ¿Por qué no te largas y me dejas seguir durmiendo?

— ¿Dónde estabas?, desapareciste la otra noche hasta ahora.

—Estaba con unos amigos. ¿Ya puedo volver a dormir?—dijo bostezando.

— ¿Puedo saber quienes son esos amigos?

— ¡No, y si no quieres llevarte un rodillazo en los bajos deja que vuelva a dormir!

—Espera por favor—Scott se cubrió con las manos—tienes que ir a hacerte un análisis de sangre.

— ¿Por qué?

—Tenemos que comprobar si te has drogado.

— ¡Yo no me drogo! Siempre me ha parecido una estupidez pagar para destrozarse el cerebro.

—De todas formas tienes que hacértelos.

—Está bien, pero iré cuando haya dormido, sino no soy persona.

Le cerró la puerta en los morros y regresó a la cama para recuperarse de las horas de sexo con James.

— ¿Y bien, qué te ha dicho?—la voz de Lionel sonaba en el móvil de Scott.

—Dice que estaba con unos amigos y que ha vuelto a las cinco.

— ¿Ha ido a hacerse el análisis?

—Aun no, dice que primero quiere dormir, descansar. Pero después la llevaré.


*RISKY TERRAIN (aquella noche)


Noir observaba la puesta de sol junto al río recordando el pasado.

—Aquí nos conocimos ¿recuerdas?—la profunda voz de James sonó a su espalda.

—Jamás lo olvidaré. Nunca había tenido tanto miedo como aquella noche.

—Lo sé—la abrazó por detrás y ella suspiró al sentir su aliento en el cuello—pero a partir de esa noche fuiste más feliz.

—Sí, hasta que te marchaste. No te imaginas la tristeza que sentí aquella noche.

—Claro que lo imagino, yo sentí la misma tristeza. Aquella noche fue la más dolorosa de toda mi vida y ya sabes cuantos años he vivido.

—Olvidémoslo ya—se giró y acercó sus labios hasta casi rozar los de él—quiero olvidar todo el tiempo que he estado sin ti, ahora solo quiero crear nuevos recuerdos a tu lado.

—Y te prometo que serán recuerdos fantásticos, empezando desde ahora.

Acabaron de nuevo en aquella habitación sin ventanas haciendo el amor apasionadamente.


*BOSP


—Ha vuelto a desaparecer—dijo Scott entrando bruscamente en el despacho de Lionel.

— ¿Es que no te han enseñado a llamar a la puerta?

—Noir ha vuelto a desaparecer en el mismo lugar que la otra vez.

— ¿Había alguien más cerca?

—No, desapareció sin más. ¿Han llegado los resultados de ADN?

—Ahora están subiendo—llamaron a la puerta en aquel mismo momento—adelante.

—Señor Tarx, tengo las pruebas de ADN—una mujer vestida con una bata tan blanca como su pelo y gafas de pasta del mismo gris entró en el despacho.

— ¿Podría resumirlo?

—Claro, ambas pruebas han sido idénticas. El 99,99% del ADN es igual al de cualquier humano, pero hay un 0,01% que está infectado por el agente Gamma.

—Esa es una fracción muy pequeña, ¿suficiente para transformarla?—preguntó Lionel.

—No, pero sí para darle mayor fuerza, rapidez y agilidad, aunque sin superar los limites que se considerarían humanos.

— ¿Hay algo más?

—No, eso es todo—la mujer salió del despacho.

Los dos hombres se quedaron pensativos unos momentos.

— ¿Qué relación crees que tienen?—preguntó primero Lionel.

—La verdad es que no tengo ni idea, ¿Qué hipótesis tienes tú?

—Debían de conocerse antes de que apareciera de nuevo el Kaer. Tal vez hace tres años, cuando apareció el último de clase A. En cuanto a su relación no podemos saber nada con seguridad pero conociéndolos, tal vez el Kaer esté esperando a que ella sea mayor para transformarla y mientras tanto la engatusa para que se quede a su lado, pero es solo una teoría.

— ¿Crees que puede estar dominando su mente?

—No, con tan poca cantidad de Gamma no puede controlarla. Lo que hace es por voluntad propia aunque esté influida.

—Intentaré averiguar algo más aunque va a ser muy difícil.

—Haz lo que puedas.


*CASA DE JAMES

Noir desayunaba en una cocina sin ventanas, como la mayor parte de la casa. Agotada y feliz suspiraba entre un mordisco y otro.

—Estás hambrienta—la voz de James tras ella la sobresaltó.

—Te recuerdo que yo soy humana, tengo que reponer energías para seguir con lo que hacemos.

—Siento cansarte tanto—acarició sus caderas y sus pechos por debajo de la ropa—si quieres lo dejamos.

—No, no—se giró hacia él y le dio un intenso beso—quiero seguir haciéndolo pero tú tienes mucha más energía que yo y no puedo satisfacerte como quiero.

—Solo estar contigo ya me satisface.

—Pero no es lo mismo—le miraba con ojos tiernos mientras le desabrochaba la camisa—aunque si me transformaras en un vampiro como tú…

—Noir, eso ya lo hablamos hace tres años.

—Lo sé, pero las cosas han cambiado.

—Pero lo que yo pienso no, y no insistas por favor—dijo tajante.

Noir se quedó algo cabizbaja. Deseaba con toda su alma satisfacer a su amante y sabía que en su estado actual no podía hacerlo ya que se agotaba mucho antes que él y apenas tenía tiempo para recuperarse. James se dio cuenta de su tristeza, no soportaba verla así. Se puso de rodillas, le bajó las braguitas ante su sorpresa y comenzó a besarla y lamerla mientras gemía.

Un poco más tarde, durante un breve descanso, Noir pensaba en cómo podía hacer disfrutar más a su compañero de cama y entonces lo recordó.


*UNA NOCHE, HACÍA YA TRES AÑOS, POCO DESPUÉS DE QUE SE CONOCIERAN.

—James, quiero ver como lo haces—le dijo mientras se abrazaban sentados junto al río.

— ¿Hacer el qué?

—Cazar, quiero ver como matas a una persona—se puso de rodillas frente a él y le sonrió pícaramente.

— ¿No crees que eres demasiado joven para ver un asesinato?

—Porfa, podré soportarlo—se abrazó a su cuello y le dio pequeños besitos en la mejilla.

—Está bien—le era imposible resistirse, ella se puso en pie de un salto—pero si te asustas o sientes miedo no salgas corriendo.

—No te preocupes, no tendré miedo, te lo prometo—Noir le dio un intenso beso que James disfrutó como si fuera el último ya que no sabía si después de lo que iba a ver querría seguir con él.

La cogió en brazos y la llevó corriendo hasta la ciudad. Llegaron a una calle muy oscura, Noir apenas podía ver nada. James le pidió que se quedara oculta en un portal y así lo hizo. Él se quedó cerca, esperando a que pasara alguien. Un hombre joven fue el desafortunado. James se acercó velozmente a él por detrás. Noir lo observaba todo con mucha atención. James le rompió la nuez para que no gritase. Miró a Noir un instante antes de morderle para asegurarse de que estaba bien. Lo hizo lo más rápido y limpio que pudo para no asustarla. Después de ocultar el cuerpo se acercó a Noir. No vio en su rostro lo que esperaba, sino una gran sonrisa. La muchacha se puso de puntillas y apoyando las manos en sus caderas acercó su cuerpo mucho al de él para darle un intenso beso. Notó como el vampiro se excitaba cada vez más. Puso la mano sobre su bragueta y comenzó a acariciarle. James se dejó llevar unos segundos por la pasión pero cuando Noir fue a bajarle la cremallera reaccionó. La apartó de sí e intentó calmarse un poco. Noir se acercó a él y le besó en el cuello.

—Deja que lo haga por favor—le susurró intentando meterle la mano en el pantalón.

—Noir, ya hemos hablado de esto, eres demasiado joven.

Por mucho que lo siguió intentando y a pesar de lo excitado que estaba James, Noir no consiguió nada. Pero aquello había sido hace tres años.


*PRESENTE

Cuando llegó la noche Noir se puso sobre el vampiro mientras hacían el amor.

—James, quiero verte cazar—le dijo mientras acariciaba su pecho.

— ¿Y eso por qué? No necesito ir a cazar, he conseguido sangre del hospital—dijo extrañado.

—Lo sé, pero quiero verlo. Porfi—le miró con ojos de cachorrillo y él no se pudo resistir.

—Está bien, aunque no entiendo porqué.

Fueron hasta la ciudad y pasearon un rato por un parque desierto como si fueran una pareja normal. A los pocos minutos una mujer apareció por el camino y el vampiro vio su oportunidad. Cuando pasó a su lado Noir se apartó un poco y James cogió a la mujer. Rápidamente y esta vez de una forma más sangrienta, la mordió y bebió su sangre. Cuando ya estaba acabando Noir se acercó a ellos, retiró a la mujer sin preocuparse por ella y besó al asesino, lamiendo la sangre que había manchado su rostro. El vampiro se excitaba por momentos, la sangre que había bebido inundaba su cuerpo como una droga. No quiso controlarse más. Desnudó a la joven y le hizo el amor desatando toda su pasión como no lo habían hecho antes. En algunos momentos llegó a ser doloroso para Noir ya que a veces no controlaba su fuerza y más de una vez se le escaparon los dientes en un beso. El amanecer estuvo a punto de pillarles, regresaron justo a tiempo a casa y Noir tuvo que aprovechar esos pocos minutos para descansar porque estaba agotada y el vampiro aun no había acabado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario