Sexo, Muerte, Rock 3 c1







Título: Sexo, Muerte, Rock 3
Categoría: Original
Serie: Sexo, Muerte, Rock
Género: Yaoi
Clasificación: +18 años
Advertencia: Lemon, Violación, Shota, S&M suave
Capítulo: 1 de 8    Finalizado: No
Resumen: Sexo Muerte y Rock, las tres palabras que más le gustan al protagonista de esta historia.
3ª historia. Princesa y Cachorrito.
Gin sigue a Argón a donde quiera que vaya utilizando a Blake como escusa, y los recuerdos redresan a ellos inevitablemente.

El olor a mar… tantos recuerdos que llegaban casi en blanco. Aun estaban las verdes montañas de por medio pero aquel salado ambiente lo rodeaba relajando sus músculos. Al fin unas vacaciones después de tanto tiempo y por supuesto no había mejor lugar para pasarlas que la playa. Aquella hermosa vista que tanto adoraba, una redonda luna reflejada sobre las calmas aguas del mar, las olas chocando contra las rocas con aquella blanca espuma, los surfistas de atléticos cuerpos sobre sus tablas… sólo contemplar todo aquello le hacía sentirse calmado y excitado a la vez. Fue directo a la playa, aparcó su moto y se sentó en la arena usando su mochila como respaldo. El sonido del mar le encantaba, tan penetrante, tan relajante, bloqueando el horrendo ruido de la ciudad. Simplemente aquello le maravillaba, era un paraíso en medio de la desesperación mundana.
—Hola, ¿estás de vacaciones?—preguntó un joven que se había acercado a él con una tabla blanca bajo el brazo.
Era un surfista de cabellos castaños muy cortos y unos ojos de un azul vacío que no llamó demasiado la atención de Argón, pero sus perfectos abdominales y bronceada piel le encantaron.
—Unos días para relajarme y divertirme—le contestó con una insinuante sonrisa.
— ¿Y un chico como yo te serviría como compañía?—dejó la tabla en el suelo y se sentó junto al pelinegro.
—Creo que serías perfecto ¿Cómo te llamas?—le observó de arriba abajo pensando ya en lo que podían hacer.
—Marco, ¿y tú?—se acercó mucho a él, rozando sus brazos.
—Alex, ¿Qué te parece si me muestras algún buen lugar, Marco?—ya estaba claro cómo iba a acabar aquello.
—Te enseñaré el mejor lugar—el surfista se levantó y le extendió la mano ayudando a levantar el pelinegro— ¿te importaría que pasáramos primero por mi casa para poder cambiarme?
—Ningún problema.
Argón rió para sí, aquello había sido rápido, a veces olvidaba la atracción que ejercía sobre los hombres dominantes y eso que su aspecto ya no era el de una niña como lo fue en el pasado.

~~~~~~~~~~~~~~~SEXO~~~MUERTE~~~ROCK~~~~~~~~~~~~~~~

— ¡Nn! Más… más duro… ah!—un joven de cabellos pajizos y ojos grises estaba siendo penetrado brutalmente por otro muchacho de apariencia vulgar.
—Blake eres una zorra… te encanta que te violen…—le decía el otro jadeando, extasiado por el placer que su estrecha entrada le estaba provocando.
¿En serio creía que le estaba violando? Blake era adicto al sexo, su cuerpo lo pedía a gritos y se había insinuado a aquel chico para utilizarlo como un simple consolador ya que no podía proporcionarle el placer que deseaba, un placer que exclusivamente le había dado una persona hacía poco tiempo, a la que esperaba volver a ver en unos días.
—Ah… que bien se siente esto, espero que no te marches de aquí al menos hasta que yo me vaya—al escuchar aquellas palabras el ojigris comenzó a reírse.
— ¿En serio crees… que voy a follar contigo de nuevo? Hay amantes mejores AH!!—fue embestido de forma brutal y dolorosa por el joven enfurecido.
— ¿Así que no soy buen amante? Pues ahí te quedas, tengo mejores cosas que hacer que follar a una puta—salió bruscamente de su interior y se corrió sobre su rostro.
El chaval salió del baño después de arreglarse la ropa, dejando a Blake con una gran erección.
—Joder… algún día esta bocaza mía me va a salir cara—dijo aun riendo mientras se lavaba la cara.
Se sentó sobre la taza del váter, cerrando la puerta de la cabina para que ningún otro de esos idiotas entrara e intentara violarle de nuevo. Comenzó a masturbarse, teniendo en su mente la imagen de aquellos ojos rojos como el fuego que tanto lo excitaban. Apenas se había acostado dos veces con aquel joven asesino pero ya se había vuelto adicto a sus caricias, a sus besos y sobre todo a la forma en que lo tomaba y lo poseía, lo hacía completamente suyo… y con estos pensamientos se vino con un fuerte orgasmo.
— ¿Cómo ha conseguido hacerme esto? Ese chico es realmente extraño.

~~~~~~~~~~~~~~~SEXO~~~MUERTE~~~ROCK~~~~~~~~~~~~~~~

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada